0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Hay un nuevo juego en la ciudad y es algo más que solo deportes. (bilingual)

Agrandar Imagen Siguiente
Los hermanos Israel, a la izquierda, y Mauricio Hernandez, originarios de California, están en la lista de los jugadores para el primer juego. Brothers Israel, left, and Maruicio Hernandez, originally from California, are self-trained players both on the roster for the first game.
La misión de los Little Rock Rangers va más allá de alentar a que los jugadores se mantengan en el juego. Con sus ganancias ofrecerán becas a los niños que no les es posible jugar en clubes de soccer por razones económicas.
miércoles, 4 de mayo de 2016
Por: Traducido y Editado por ¡Viva Arkansas!
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Scroll down for English version

Por Katherine Stewart
Fotos por Casey Crocker
Traducido por ¡Viva Arkansas!


El cielo del estadio War Memorial Stadium en Little Rock es gris cuando un grupo de jóvenes en shorts y movimientos de desplazamiento entrenan en el campo un lunes por la mañana. Los cuervos vuelan en círculo posando de vez en cuando como para ver, como si ellos supieran que algo importante está pasando, y así es.

El nuevo equipo de ligas menores de soccer "The Little Rock Rangers" estará jugando su primer partido en casa de la temporada, a las 7:00 pm el viernes 6 de mayo, aquí en el estadio War Memorial Stadium. Cada una de las prácticas del equipo cuentan, por lo que aunque la lista de jugadores esté incompleta esta mañana, ellos lo están tomando muy enserio.

Y es probablemente por lo que el entrenador Will Motgomery, uno de los cuatro entrenadores del equipo, habla conmigo por apenas tres minutos y me pide con la mirada cortésmente volver al campo. Sus jugadores están a la espera de instrucciones.

"Avancen hacia fuera", él grita, corriendo de regreso al campo. Montgomery jugó para los Arkansas Diamond, el último equipo de la liga menor del estado, que se disolvió en 1995, por lo que sabe la importancia de esto, tanto para los jugadores como para el estado.

Lo mismo ocurre con Jonathan Wardlaw, el fundador y propietario del equipo,"cuando yo era niño jugaba aquí, y el soccer era una buena alternativa" dice Wardlaw.

"tal vez tu has sido un patinador de cabello púrpura", el bromea, comparando el soccer con el fútbol americano, el béisbol y el baloncesto, todos como los deportes más tradicionales en el Sur. Regresando al día de hoy, donde el hijo de Wardlaw de 10 años de edad juega fútbol - "ellos todavía están atrasados y tienen mucho por trabajar" dice, y de manera rutinaria son vencidos en los torneos.



"Solo estamos hablando de como podemos mejorar" explica Wardlaw" quien también es un entrenador de jóvenes jugadores de soccer. Perdemos muchos jóvenes de las edades entre 9 a 12 años quienes se desaniman y se integran a deportes más tradicionales.

Así que si podemos jugar aquí y tener a estos jóvenes dándoles algo que los haga mirar hacia adelante, "probablemente se mantengan en este deporte por más tiempo", y como para aprobarlo las nubes desaparecen y el sol resplandece en la cara de Wardlaw.

LR Rangers at UCA 

Al mismo tiempo, el continua y con ademanes hacia el estadio comenta, "algunos de estos jóvenes están al final de su carrera deportiva, si conseguimos mantener a estos chicos interesados en el deporte tal vez comiencen como entrenadores. Los chicos se sienten más familiarizados con ellos que conmigo como un padre que está de entrenador", cuando el entrenador principal Michael Surtees le dijo acerca de la National Premier Soccer League, Wardlaw comenzó a interesarse en crear una franquicia.

En conjunto con quince fundadores y donadores, Arkansas comenzó su primer equipo de soccer de ligas menores en dos décadas.

Hasta ahora la respuesta ha sido extremadamente positiva, en enero, más de 100 personas acudieron a la primeras pruebas para el equipo y 50 más a la segunda hace unas semanas; 200 personas acudieron a cortar el listón de inauguración al igual que las estaciones de televisión local y el conductor del canal Fox 16 Kevin Kelly, ex portero quien cubrió el evento con una historia, después asistió a las pruebas también y es ahora el asistente del entrenador de porteros.

Y la lista continúa. Y el entusiasmo no es únicamente local. El foursquare co-fundador Dennis Crowley, presidente de los New York's Kingston Stockade Football Club, también en el NPSL aplaudio favorablemente una de las ideas del entrenador Wardlaw.

"Y aquí estoy en Little Rock y tengo al chico Foursquare apoyándome" agrega Wardlaw. También escuchó, de un miembro pro de los Glasgow Rangers de Escocia, - el equipo de 144 años de edad del cual nuestros Rangers locales fueron así nombrados - y llegaron a hablar de la posibilidad de un juego amistoso.

"Eso es una cosa hermosa" agrega el entrenador Surtees."La comunidad del soccer, una vez que llega a cierto nivel se vuelve muy unida, todos se conocen entre si". Surtees quien es originario de Inglaterra y España pero creció principalmente en Mississipi Delta a estado envuelto en el juego toda su vida, (él bromea diciendo que su tío puso una pelota de soccer en la cama del hospital cuando el nació).

Él también ha sido testigo de ver a muchos talentos futboleros irse a otros deportes o alejarse del deporte por la variedad y opciones de otros deportes en Arkansas. Aludiendo a un complejo central de Arkansas, donde el número de jugadores juveniles es mucho mayor que las de los jugadores adultos, él dice que los jóvenes jugadores "saben que van a jugar de niños y después continuar otro camino diferente.

Eso es algo que queremos que cambie.

Pero la misión de los Little Rock Rangers va más allá de alentar a que los jugadores se mantengan en el juego. "Una de nuestras metas", dice Wardlaw "con nuestras ganancias queremos apoyar ofreciendo becas a los niños que no les es posible jugar en clubes de soccer por razones económicas.

Un Club de Soccer - es lo que muchos jugadores jóvenes podrían jugar fuera de la escuela - pero puede ser muy costoso, entre uniformes, equipo y viajes autofinanciados a los juegos y torneos. Pero la ventaja es que pone a los jugadores en frente de reclutadores universitarios que podrían no verlos en juegos que no son de club.

"Esto es algo que me llega al corazón", dice Surtees, "porque yo era un niño patrocinado."

Como si sus objetivos no fueran lo suficientemente importantes, Wardlaw también ve al equipo como una manera de construir una sola comunidad con diferentes culturas y como motor económico potencial para el estado.

Y hay esperanza de que un nuevo grupo de fans con fuerza y entusiasta ayudará a salvar el estadio War Memorial Stadium de lo que el destino le espera si la presencia de los Razorback desaparece por completo. "Nadie quiere que esto se convierta en otro estacionamiento" dice Wardlaw.

En busca de inspiración, él mira a Chattanooga, una ciudad geográficamente y demográficamente similares a Little Rock que inició un equipo en 2009, también en la NPSL. Cuando ellos jugaron contra los Cosmos de Nueva York en el campeonato de la liga el año pasado, más de 18,000 aficionados se presentaron, rompiendo el récord nacional de asistencia de fútbol amateur.

"Se trata de hacer crecer a la comunidad ", dice Wardlaw, "y ellos han puesto ese lugar en el mapa."

La temporada del equipo comenzó con una explosión, ya que el equipo ganó una serie de dos juegos de copa amistosa en contra de Memphis en Abril 24 y 26.

El primer partido en casa de la temporada de la conferencia tendrá lugar el viernes 6 de mayo en contra de Wichita, con futuros partidos en casa el 15 y 28 de mayo, y Junio 3, 10 y 12. Los boletos individuales tienen un costo de $10 para adultos y $5 para niños.

Habrá puestos de comida entre otras cosas. Para obtener más información sobre el equipo y para comprar boletos, visite www.littlerockrangers.com.

.

ENGLISH

There's a new game in town, and it's about much more than sports

By Katherine Stewart
Photos by Casey Crocker
Translated by ¡Viva Arkansas!

The sky over Little Rock's War Memorial Stadium is gray when a handful of young men in shorts and cleats jog onto the field on a recent Monday morning. Crows circle in the stands, alighting occasionally as if to watch, as if they know something important is happening.

And it is. Arkansas's brand-new minor-league soccer team, the Little Rock Rangers, will play their first home game of the conference season at 7 p.m. on Friday, May 6, here at War Memorial Stadium. Every one of the team's practices counts, so even though the roster is incomplete on this workday morning, they're taking it seriously.

Which is probably why Coach Will Montgomery, one of four coaches for the team, talks with me for barely three minutes before asking politely with his eyes if he can return to the field. His players are awaiting instruction. "Jog it out," he shouts, jogging back to the field himself.

Montgomery played for the Arkansas Diamonds, the state's last minor-league team, which disbanded in 1995, so he knows how important this is, both for the players and for the state.

So does Jonathan Wardlaw, the founder and owner of the all-amateur team. "When I was growing up here playing, soccer was very alternative," says Wardlaw. "You might as well have been a purple-haired skateboarder," he jokes, comparing soccer with football, baseball and basketball, all more traditional in the South.

Flash forward to today, when Wardlaw's 10-year-old son plays soccer-"they're still behind," he says, and routinely getting beaten at tournaments.

"We just started talking about what we could do to improve," explains Wardlaw, who is also a youth soccer coach. "We lose a lot of kids in the 9-12 ages to the more traditional sports. So if we can play games here and have these ‘grown kids' playing, giving the younger guys something to look forward to, maybe they'll stick with the sport longer." As if in approval, the clouds break and the sun shines on Wardlaw's face.

"At the same time," he continues, gesturing toward the field, "some of these guys are at the end of their playing careers...if we can keep those guys interested, maybe they'll start coaching. The kids relate to those guys much better than they do to me as a dad who's out there coaching." So when head coach Michael Surtees told him about the National Premier Soccer League, Wardlaw began looking into creating a franchise.

Fifteen additional founding donors later, Arkansas got its first minor-league soccer team in two decades.

So far, the response has been overwhelmingly positive: More than 100 people showed up to the team's first tryouts in January, and 50 more to the second a few weeks ago; 200 people came to a ribbon-cutting, along with all the TV stations; local Fox16 news anchor Kevin Kelly, a former semi-pro goalkeeper, showed up for a story, came back to try out, and is now the assistant goalkeeper coach.

The list goes on. And the enthusiasm isn't just local-Foursquare co-founder Dennis Crowley, chair of New York's Kingston Stockade Football Club, also in the NPSL, favorably retweeted one of Wardlaw's team ideas. "So here I am in Little Rock, and I've got the Foursquare guy complimenting me," says Wardlaw.

He also heard from a pro scout for the Glasgow Rangers of Scotland-the 144-year-old team after whom our local Rangers were loosely named-and they got to talking about the possibility of a friendly-game visiting program.

"That's one beautiful thing about it," says Coach Surtees. "The soccer community, once it gets to a certain level, it gets pretty tight. Everybody knows everybody." Surtees, who is originally from England and Spain but grew up largely in the Mississippi Delta, has been involved in the game his whole life.

(He jokes that his uncle put a soccer ball in the hospital bed when he was born.) He, too, has witnessed a lot of soccer talent drift into other sports or out of sports altogether as children age and the options-at least in Arkansas-narrow. Alluding to a Central Arkansas complex where the number of youth fields far outweighs those for adult players, he says that young players "know they're going to play as a kid and then move on. That's something we'd like to stem the tide of."

But the mission of the Little Rock Rangers reaches far beyond helping players stay in the game. "One of our goals," says Wardlaw, "with any profits we can make is to give back" by offering club scholarships to kids who can't play clubs for financial reasons.

Club soccer-what many young players play outside of school-can get very expensive very fast, between uniforms, equipment and self-financed travel to games and tournaments. But the benefit is that it puts players in front of college recruiters who might not see them at non-club games.

"This is something close to my heart," says Surtees, "because I was a sponsored kid."

As if their goals weren't lofty enough, Wardlaw also views the team as a way to build community across cultures and as a potential economic driver for the state. And there's hope that a new fan base and continued excitement will help save War Memorial from whatever fate awaits it if the dwindling Razorback presence disappears entirely.

"Nobody wants this to become another parking lot," says Wardlaw. For inspiration, he looks to Chattanooga, a city geographically and demographically similar to Little Rock that started a team in 2009, also in the NPSL. When they played the New York Cosmos in the league championship last year, more than 18,000 fans showed up, breaking the national amateur soccer attendance record.

"They're all about growing community," says Wardlaw, "and they put that place on the map."

The team's season began with a bang as they won a two-game friendly cup series against Memphis April 24 and 26. The first home game of the conference season will take place on Friday, May 6, against Wichita, with future home games on May 15 and 28 and June 3, 10 and 12.

Single tickets are $10 for adults and $5 for children. There will be food trucks and other enticements at the stadium for games. For more information about the team and to purchase tickets, please visit www.littlerockrangers.com.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion